Entrevista a Lucho Herrera en señaldeportes

En el kilómetro 64 entre la carretera que de Bogotá conduce a Melgar se encuentra el restaurante Los Alpes, de Luis Alberto Herrera Herrera. Unos metros atrás de la vía, en el desvio a Fusagasugá, se ve el monumento de Lucho Herrera, uno de los mejores ciclistas de nuestro país. Los Alpes, Fusa y el monumento son una referencia a la montaña y a Lucho, quien fuera el mejor escalador que ha tenido el ciclismo colombiano. Ese, el tímido muchacho que Julio Arrastria Brica llamara “El Jardinerito de Fusagasugá”. El mismo que con pedalazo continuo y sangre en su rostro cruzó primero en Saint-Étienne el 13 de julio, en la etapa 14 del Tour de Francia de 1985. El que hace 25 años fuera el primer y hasta el momento el único latinoamericano que ha ganado la Vuelta a España. El campeón de la montaña en el Giro de Italia, el Tour de Francia y la Vuelta a España. El ídolo de toda una generación de colombianos y el referente de los ciclistas que vinieron después de la época dorada del ciclismo colombiano.

Una persona que pese a las numerosas ofertas para correr con equipos extranjeros y las múltiples posibilidades que ha tenido de salir de Fusagasugá, ha decidido quedarse en su terruño. Hasta allí llegó Andrés Salcedo para entrevistar a esta figura y compartir con sus recuerdos esas épocas que dejaron huella en la memoria de los colombianos y los aficionados al ciclismo.

Compartir