Moe: elecciones del domingo siguen llenas de riesgos

A menos de una semana para la elección del nuevo Congreso, la Misión de Observación Electoral comenzó a hablar con nombres propios sobre las presuntas irregularidades que denuncia desde hace unas semanas. Es el caso de la congresista y aspirante al Senado Liliana Rendón, acusada por la Misión de recibir ayuda del gobierno departamental de Antioquia.

Claudia López, directora de esta Ong, dijo que hay denuncias desde hace más de seis meses según las cuales la Gobernación ha puesto recursos económicos y logísticos a favor de la candidata, las cuales no han sido tenidas en cuenta por la Procuraduría.

Liliana Rendón respondió que eso hace parte de una campaña de difamación, y que en administraciones anteriores sí se hizo algo así (apoyo a candidatos con dineros públicos) y nadie dijo nada. Y anotó: no soy una máquina del Gobernador. Ojalá lo fuera. Y si lo fuera me lo merezco porque he trabajado demasiado.

La Misión de Observación Electoral reiteró que Antioquia sigue en riesgo de fraude electoral y por efectos de la violencia. En el caso del Senado el peligro de elecciones sucias ronda en 27 municipios y en el de la Cámara en 47. El orden público, entre tanto, podría crear problemas en 57 localidades.

La Misión también reiteró que Bello merece atención especial, porque allí se habría presentado fraude en el proceso de inscripción de cédulas y suplantación de personas. Además se insiste en la supuesta relación entre política y narcotráfico, lo que frena las denuncias y las investigaciones.

Compartir