Taita Juan Yaiguaje – Testimonio – Mincultura

En el año 2016, el Ministerio de Cultura de la República de Colombia otorga al Taita Juan Yaiguaje, autoridad tradicional del pueblo Siona del Putumayo, el reconocimiento a la dedicación del enriquecimiento de la cultura ancestral de los pueblos indígenas de Colombia, en la categoría Rituales Ancestrales de los pueblos indígenas de Colombia. De esta manera se reivindica la labor y el trabajo de toda una vida dedicada al conocimiento y práctica de la medicina tradicional indígena, así como su defensa y salvaguarda. Este es un breve testimonio que deja el Taita juan el cual está dirigido a todos aquellas personas que son participes de las ceremonias yajeceras, recordando el valor de los abuelos y abuelas mayores y el respeto por la cultura de los pueblos indígenas, guardianes de esta escuela de conocimiento.

Aprovechamos esta oportunidad para recordar a la población el alto valor cultural y espiritual que tiene el uso del Yajé, por eso invitamos a todos aquellos que lo utilizan o quieren utilizarlo, a que se informen de manera adecuada para que puedan ser beneficiarios de este conocimiento. Se denuncia entonces de esta forma a todas aquellas personas que por ignorancia o por intereses económicos consideran que brindar Yajé a la gente es cosa simple, cuestión de un aprendizaje fugaz, libre de sacrificio, esfuerzo, privaciones y múltiples pruebas. En palabras del Taita Juan, “son muchos años, dedicados a poder llegar a un conocimiento el cual prueba el mismo corazón… solo unos pocos son los que realmente llegan a conocer que es la espiritualidad del Yajé” por esta razón, les recordamos a la población el uso responsable de la sagrada medicina, los invitamos a tomar remedio con los Taitas consagrados, con aquellos que hasta hoy en día guardan el conocimiento y el reglamento construido a lo largo de generaciones; no todo el que tiene collares y coronas de plumas es un Taita, el conocimiento no está depositado en dicha parafernalia, si no en el corazón.

En estos días el Yajé se vende y comercializa como cualquier cosa, vemos entonces toda clase de abusos y vejámenes que nada tienen que ver con la espiritualidad del remedio. Muchas personas y sobretodo extranjeros llegan a Colombia pensando que el sagrado Yajé es una droga más, lastimosamente muchos charlatanes están al acecho, queriendo conseguir dinero brindando el remedio sin saber de su fuerza y poder, de esta forma se han conocido casos trágicos que inclusive ponen en riesgo la vida de estos incautos. Peor aún, aquellos que piensan que por que tomaron una vez o dos, o porque llevan cierta cantidad de años tomando ya son sabedores, esto es una posición ignorante e irresponsable que atenta contra la salud de la población, además de representar un irrespeto a una tradición cultural y espiritual muy antigua y compleja.

Esperamos que este testimonio que nos brinda uno de los contados Curacas que quedan en Colombia, sea una guía para todos aquellos que necesitan un alivio, la medicina sagrada puede curar muchas enfermedades y brindar un conocimiento muy valioso para la humanidad, pero siempre que sea llevada a cabo con respeto, humildad y con la guía de los expertos y especialistas.

Compartir