Este Método está dirigido a quienes quieran mejorar sus habilidades, expandir sus rangos de acción, quién se interese por su bienestar o su crecimiento personal; al bailarín principiante para que adquiera un mejor estado autoconciente, al bailarín experimentado le ayuda a encontrar un sentido profundo en su organización, al maestro le plantea una nueva experiencia de aprendizaje y para el bailarín lesionado plantea alternativas de acción tendientes a mejorar para continuar ejerciendo su práctica formativa y escénica.